martes, 28 de junio de 2011

Restaurante El Hueco - Valladolid - Opinión - TORNADO DE BODA EN EL RESTAURANTE EL HUECO (VALLADOLID)

Digo tornado de boda porque toda la felicidad de un día maravilloso e irrepetible se truncó en unos minutos gracias a la IRRESPONSABILIDAD Y FALTA DE PROFESIONALIDAD DEL RESTAURANTE EL HUECO. Cuando llegaron los novios y les mandaron pasar al salón enseguida dijeron que ese NO ERA EL SALÓN RUEDA QUE HABÍAN CONTRATADO. Los novios rompieron a llorar pidiendo explicaciones y soluciones que nunca llegaron porque lo único que les decían era que ese salón es el que estaba preparado. Al tardar, salimos a ver qué pasaba pero era imposible tranquilizar a mis hijos. Cuando entran aún llorando, ven que encima NADA ESTABA COMO LO CONTRATADO. LAS MESAS NO ESTABAN SEGÚN LA DISTRIBUCIÓN ACORDADA y parecían pistas de tenis porque los comensales no podían hablar entre sí. No tenían manteles, sólo cubretableros, ni decoración floral en todas y no habían puesto las tronas acordadas. Por otro lado, NO HABÍAN MONTADO LA ZONA DE BAILE Y LA BARRA EN EL PROPIO SALÓN COMO SE HABÍA FIRMADO ni tampoco se podía preparar en ese salón. El novio, ante la preocupación de todos, explica lo ocurrido y pide disculpas por algo que no dependía de ellos, y con ironía uno de los camareros se echa a reír… En cuanto a LA CENA, langostinos crudos, rape seco, aguado y con chirlas secas y rotas, y el lechazo requemado y sin haber lechuga para todos los invitados. NADA QUE VER CON LO DEL DÍA DE LA PRUEBA NI EN CALIDAD NI EN CANTIDAD. Además no pasaron a repetir como se contrató. Para colmo, INAUGURARON EL BAILE SIN ESTAR LOS NOVIOS, y cuando estaban bailando se fue al poco luz que había y se quedaron sin música. Esto es un pequeño resumen de un padre indignado, rabioso e impotente ante la irresponsabilidad del restaurante el hueco. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario